Tips que puedes seguir a diario, para mejorar tu cuerpo y tu piel

Después de tantas fiestas, tantas comidas pesadas, y tanto alcohol nuestros órganos, especialmente nuestro hígado se ve cargado.

1. Ayuno mínimo 12 horas sin ingerir comida. ej. si la cena es a las 8 de la tarde, el desayuno no antes de las 8 de la mañana. 

2. Pauta en ayunas. Tomar unos 15 minutos antes del desayuno un zumo de aloe vera diluido en agua templada, o el zumo de medio limón (durante 2 o 3 días), y un limón pasados esos primeros días, también diluidos en un vaso de agua templada. 

3. Desayuno y snack a media tarde. Licuados de frutas y verduras ej.(manzana, apio, infusión de diente de León). O si lo prefieres una leche vegetal con cereales, fruta y frutos secos, también batidos de frutas, o una pieza de fruta tipo manzana, kiwi, etc. añadiendo siempre semillas tipo chía, sésamo, lino, etc. 

4. En las comidas principales toma  caldos, cremas de verduras, arroz, cereales, ensaladas de hoja verde, setas, huevos, etc. 

5. Haz 3 días a la semana mínimo dieta vegetariana, evita alimentos procesados, grasas, azúcares refinados, café etc.

6. Beber al menos 1 litro – 1 ½ de agua, y mínimo tres infusiones depurativas  o hepáticas (diente de León, alcachofera, té verde, menta, matcha, y especialmente para limpiar y detoxificar el hígado infusión de  cardo mariano, si es que ha habido exceso de alcohol.

7. Toma algún alimento fermentado (chucrut, kefir, miso, kimchi, kombucha, etc.). Es muy importante tener nuestra microbiota intestinal llena de bacterias buenas, y equilibrar así nuestro organismo aumentando la asimilación de nutrientes.

8. No olvides hacer algún ejercicio aunque sea pasear, subir escaleras, cualquier cosa que te suponga un esfuerzo físico, recuerda que, a veces no necesitas apuntarte a un gimnasio, sino obligarte a hacer algo.

Todos estos consejos como mínimo tienes que hacerlos durante 3 semanas,  después escucha tu cuerpo y define tu estado anímico, ya que el cuerpo necesita 21 días para entender, y procesar esos nuevos cambios y hábitos alimenticios.

Recuerda que cuando haces una depuración hay que escuchar el cuerpo, ya que no sólo se hace de forma física, sino también a nivel mental, (puedes estar más sensible, irascible, o incluso malhumorado), es completamente normal. Sólo haz algunos minutos de relajación al día, un baño con aceites esenciales y sal.

Es un buen momento para iniciarte en el yoga, taichi, meditación, o cualquier terapia que te relaje y te ayude.

Plant Secret dará una charla sobre dietas depurativas

y cuidado de la piel.

Más información enLa ventana natural”, 17 de enero, 18:30h

c/Bolívar,8- Madrid

Confirmación:

Marta. Tlf. 661 455 377 –  919 119 336